lean

lean

martes, 10 de agosto de 2010

Vale la pena...

Mira a tu alrededor y dime ¿que es lo que ves? ahora deja de mirar, comienza a analizar, busca el fondo de los seres humanos.

Ahí va la señora de intendencia con la mirada hacia abajo, luego al cielo fingiendo una sonrisa, esperanzada en un cielo que tal vez no sea cierto. Mira los niños jugando entre el smog, entre balas y cerveza, escapando de la violencia en su casa y es que ellos no entienden que es lo que a sus padres pasa.

Mira los jóvenes como charlan con los criminales, bloqueando sus mentes con drogas y objetos materiales; esa sexoservidora que aguanta mil patanes defendiéndose en las calles y soportando mil males, mantiene a sus hijos y a su madre, vende el cuerpo por que la paga es nefasta en fabricas extranjeras que explotan a las masas.

Mira al indio que limosna en el metro, cansado de falsas promesas para mantener su tierra, expropiada por sardos que el gobierno ordena, un gobierno que te miente, que te usa para no perder poder, para ayudar a los ricos y enviar al pueblo a la muerte. Niñ@s descalzos esperando ser vendid@s, para trata de blancas o como esclavos de casa ricas donde gente prepotente discute por un carro nuevo, opulencia inútil, belleza artificial y botox, sepultan los deseos de esos pequeños.

¿Donde estan las escuelas humanas? ahora solo veo incubadoras de mano de obra, la ciencia en México ya no importa, solo importa que trabajes, que por un pan en la boca te rebajes y ni modo a ti te toca por no nacer sin suerte por ser solo un numero ante el capital omnipotente. Se vende libertad a precios altos en oficinas de alto rango, en empresas de millonarios, trabaja sin descanso 15 horas al día, aguanta un jefe imbécil y aun no acaba la jornada, el reloj se burla y sigues ensamblando, conectando, cargando, escribiendo, fotocopiando.

Ves pasar la vida ante un ordenador; disfrutas de la belleza de un playa donde coca-cola manda, donde litros de petroleo destruyen corales, matan peces, muchos animales y sonríes por una semana de libertad pirata, donde las transnacionales sangran tu bolsillo. Y así se fue una semana, o tres días, trabajaste todo un año y no te alcanzo para mas.

Vuelves al stress que te vuelve hostil, violento e intolerante, vuelves al hoyo donde no tienes salida y te hundes en el lodo que provoca tu desgracia, pues no hay tiempo para tu familia, amigos o amores y te lavas el cerebro con Television y cerveza, fútbol y peleas con tu propia clase obrera, criticas a tu compañero que tiene mejor calificación o lo humillas por que no comprende la lección y no le explicas. Prefieres el dolor del cuerpo y no el del alma, así olvidas tus penas que en tu cabeza explotan como granadas, ya no puedes parar y morirás sin un bienestar, trabajando siempre para alguien que vive entre la riqueza mientras tu no tienes un futuro asegurado y tus hijos mucho menos...

Por eso hay que luchar, para todos, para ti, para mi sin distinción de clases pues al fin y al cabo somos seres humanos y el mundo es basto, la riqueza espara todos, no para unos cuantos. Somos capaces de pensar, de unirnos y trabajar para un mundo mejor, un mundo distinto, sin pobres, ni ricos, sin explotadores, sin amos, ni lideres, sin muertes injustas, ni dolor en las generaciones futuras, un mundo bueno, un mundo en progreso....

Lucha y resiste! No le temas a las ruinas, pues llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada